El Rostro de Latinoamérica en la Televisión.

Este escrito se refiere a los pueblos invisibles en los medios masivos y la prensa escrita.

En la sociedad moderna, la televisión, el cine, la prensa escrita y los sitios de internet están jugando un papel relevante en la percepción que el individuo social tiene del mundo, así como en los valores y la educación de las nuevas generaciones. He seguido durante dos décadas la programación de los canales de televisión en español en los Estados Unidos de América, es impactante la “doble moral” de estos medios que por una parte, ponen de manifiesto día a día las injusticias contra los inmigrantes latinoamericanos y el  racismo del cual son víctimas los hispanos dentro del sistema norteamericano, y simultáneamente discriminan en sus programaciones  a los indios, a los afrodescendientes y a los mulatos latinoamericanos, relegados a la categoría  de pueblos invisibles en los medios masivos de comunicación y la prensa escrita.

Es tiempo de establecer códigos éticos en relación con la imagen de los latinos en tales medios, la libertad de expresión no puede interpretarse como el derecho a marginar y convertir en pueblos invisibles a amplios sectores que contribuyeron históricamente a la creación de las naciones de Nuestra América, como la denominara en su tiempo José Martí.

La televisión, el cine y la prensa escrita y radial tienen que asumir la responsabilidad que poseen como medios de difusión de ideas y conceptos que ejercen influencia en la conciencia social, especialmente en la construcción de imágenes de la realidad, imágenes que poseen un efecto de significación en los individuos.

La cultura audiovisual o de la “imagen” afecta la constitución subjetiva de los seres humanos e influye en la capacidad de abstracción cuando invierte la evolución sensible de lo inteligible y produce reduccionismos que obstruyen la comprensión de los conceptos.

Los medios masivos ejercen un enorme poder de influencia y de persuasión en las conductas al provocar efectos cognitivos. No puede aceptarse pasivamente que estos medios ignoren  los efectos que tienen en la conciencia humana la ausencia de millones de seres humanos determinada por el color de su piel o por su condición de clase, imagen que por ausencia,  actúa en el sub-consciente desde edades tempranas de manera subliminar; contribuyendo a eternizar la marginación y el racismo del cual han sido víctimas la población nativa de y los afro-descendientes, desde la conquista y colonización de América hasta nuestros días.

Lea También:  El Lirio del Prado, crónica de un pasado luminoso.

La descodificación de los mensajes que se dirigen a los televidentes son previamente codificados por especialistas de los medios, con objetivos cognitivos pre-condicionados por los intereses del emisor del mensaje, sean anunciantes o propietarios de los medios, y en ocasiones pueden ser sofisticados, como los significados implícitos en el concepto de “mensaje subliminar”.

La educación de las actuales y futuras generaciones será un hecho tan importante como la consecución de políticas, mecanismos y legislaciones en el proceso de creación de nuevos conceptos culturales y actitudes sociales en relación con la discriminación por raza, sexo, origen étnico o preferencias sexuales, sólo si entendemos la importancia de la representatividad en el Estado de Derecho. Un ejemplo de la transmisión de mensajes e imágenes negativas lo representa hoy día, en sentido general, la telenovela latinoamericana, en cuyas producciones las protagonistas son blancos y blancas con facciones caucásicas al estilo de la televisión americana -con contadas excepciones-; los trigueños y trigueñas por lo general son anti-héroes o villanos, y los afro-descendientes e indios, relegados a papeles de sirvientes ridiculizados.

Son contados los locutores, animadores y actores de origen indio, afrodescendientes o mestizos, frente a las cámaras de los programas de TV latinoamericana, y para colmo de males, los anunciantes, al producir comerciales para sus campañas de publicidad y venta, ni siquiera se preocupan de que esos destinatarios aparezcan en la pantalla chica,  como si esos seres humanos no representaran consumidores potenciales o efectivos del mercado, son pueblos invisibles para la doble moral de  clases vivas que buscan a toda costa un espacio en los Estados Unidos, espacio que les niegan a  aquellos que no parecen blancos en sus propias naciones.

Lea También:  “El Lirio del Prado and the Other Nation Project”

Similar postura se observa en las revistas y periódicos en español, en los cuales se rinde culto a las mujeres “sexis” y en muy contadas ocasiones se promueve el conocimiento de las latinas profesoras, investigadoras, parlamentarias, escritoras y profesionales en sentido general, que representan a las mujeres que luchan  por la igualdad de género.

En el XVI   Symposium Arturo A. Shomburg, efectuado en el Taller Puertorriqueño de Filadelfia el sábado 25 de febrero del año 2012, que tuvo como como tema la Invisibilidad y Presencia en los medios masivos de comunicación, la Doctora Jossianna Arroyo-Martínez, Profesora  de la Universidad de Austin, Texas, expuso un ensayo sobre el racismo en programas  de canales de televisión hispanos de los Estados Unidos.

No puede continuar postergándose el análisis de la representatividad por parte de las instituciones que tienen sobre sus hombros la responsabilidad de contribuir con los recursos a su disposición a que termine la filosofía de la segregación en los estados de derecho, ameritaría enviar esta exigencia al poder jurídico y a los departamentos de derechos humanos del continente Americano.

Cesen las prácticas discriminatorias por razón de género, de creencias, y de raza y los latinoamericanos seremos más respetados y valorados en el mundo de hoy.

Reynaldo Fernández Pavón,
Profesor, escritor y compositor.

¡Compartelo!

Leave a Comment