La Mujer en la Era de la Globalización (Parte #4 de 8).

Por Reynaldo Fernández Pavón

La mujer en América latina.  Acceso al trabajo y participación.

En la década del noventa se apreció una tendencia a la implantación de sistemas de cuotas para cargos internos y participación parlamentaria, pero la elección de un mayor número de mujeres no está en ocasiones determinada por el por ciento de cuotas sino por las características de los sistemas electorales y el respaldo de los partidos a sus candidatas. Argentina, Bolivia, Brasil, Costa Rica, República Dominicana, Ecuador, México y Perú han adoptado cuerpos legales que obligan a los partidos políticos a destinar hasta un 30% de las candidaturas a mujeres. La presencia de mujeres en los parlamentos latinoamericanos en el 2008 es de un 20%.

En América Latina hemos tenido en años recientes dos presidentas (Argentina y Chile), tres vicepresidentas (Costa Rica, Perú y El Salvador) y el 25% de los ministerios han sido ocupados por mujeres.

Más del 40% de las mujeres latinoamericanas trabajan en el sector informal de la economía. En Paraguay, Nicaragua, Ecuador, El Salvador, Colombia y Perú las estadísticas son superiores al 60%. Ocupaciones temporales que las devuelven irremediablemente a la desocupación lo cual representa una verdadera tragedia teniendo en consideración que un tercio de las mujeres latinoamericanas carga sobre sus hombros la responsabilidad del hogar sin gozar de mínimas condiciones de protección social y de seguridad laboral. Las mujeres en América latina laboran masivamente en el sector de los servicios que es el peor remunerado.

Las reformas agrarias de la década del 60 no favorecieron a la mujer que en el sector rural continúa siendo la única responsable del trabajo doméstico. Recientemente Colombia, Costa Rica, Honduras y Nicaragua han puesto en vigencia disposiciones legales para la titulación conjunta de la tierra para hombres y mujeres que deberían implementarse en el resto de los países de América Latina y el Caribe.

Lea También:  La Mujer en la Era de la Globalización (Parte #8 de 8).

La OIT ha considerado que el aumento de la participación femenina en el acceso al trabajo podría representar un factor decisivo en la reducción de los niveles de indigencia de esta región del mundo siempre y cuando se apliquen políticas sociales que permitan la creación de fuentes de trabajo “decentes” y ha solicitado a los gobiernos fortalecer las legislaciones en materia de maternidad.

La falta de estabilidad política y de una estrategia sostenida para el desarrollo ha determinado una reducción considerable del flujo de capitales hacia la América Latina y el Caribe. Las dificultades para encontrar financiación externa, la debilidad global y la caída de los precios de las materias primas, determinan que ésta sea una de las regiones del mundo con menor ritmo de crecimiento económico. Se pronostica el crecimiento en un 3,2 por ciento durante el 2009, comparado con el 4,6 por ciento previsto por el Fondo Monetario Internacional (FMI), con una inflación de un 7,9 por ciento. Esta realidad se traduce en el incremento de la pobreza; el número de hambrientos aumentó en 6 millones de personas, reveló la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO). Más de 40 millones de niños sobreviven a duras penas en los países de América Latina. La mujer latinoamericana es confinada a actividades de baja productividad y de bajos ingresos que no le permiten siquiera cubrir las necesidades básicas de alimentación de sus hijos. La pobreza multiplica las barreras que enfrentan a los hombres y a las mujeres latinoamericanos en el acceso a los empleos. Algunas empresas se muestran renuentes a contratar mujeres a jornada completa.  La promoción salarial y profesional está determinada por los estereotipos y los prejuicios machistas de estas sociedades. Las mujeres apenas tienen acceso a ocupar cargos de la administración pública y del sector privado.

Lea También:  La Mujer en la Era de la Globalización (Parte #1 de 8).

Las empresas de América Latina no consideran la adopción de políticas de discriminación positiva para promover a las mujeres a cargos de ejecutividad y las transnacionales que practican la discriminación positiva en los países desarrollados no asumen estas políticas en sus empresas en la América Latina y el Caribe.

 

La Mujer en la Era de la Globalización (Parte #1 de 8).
La Mujer en la Era de la Globalización (Parte #2 de 8).
La Mujer en la Era de la Globalización (Parte #3 de 8).
La Mujer en la Era de la Globalización (Parte #4 de 8).
La Mujer en la Era de la Globalización (Parte #5 de 8).
La Mujer en la Era de la Globalización (Parte #6 de 8).
La Mujer en la Era de la Globalización (Parte #7 de 8).
La Mujer en la Era de la Globalización (Parte #8 de 8).

¡Compartelo!

Leave a Comment